Una larga historia bajo tus talones

Si creías que los tacones altos nacieron a la vez que las grandes firmas de moda, te equivocabas… la historia es mucho más larga.

En la era de Christian Louboutin, Manolo Blahnik, Jimmy Choo, Sergio Rossi, Ernesto Espósito o Alexander McQueen como máximos exponentes del diseño de calzado femenino, cuesta imaginar que los tacones altos fueran creados en el antiguo Egipto.

Pintura mural en la tumba de Nebamon (1400 a-c) Vía artetorreherberos.blogspot.com

Los carniceros egipcios los empleaban para no empapar sus pies en los regueros de sangre que brotaban de los animales sacrificados. No he podido encontrar ninguna imagen fiable de tacones egipcios, sólo de sus características sandalias planas.

Sandalias de oro del faraón Tutankamón (1336-1327). Vía egyptsearchreloaded.proboards.com

Los kothorni* griegos fueron los sucesores de las preciadísimas sandalias egipcias en torno al 200 a-c.

Reproducción de unos kothorni. Foto Roberto Lérida Lafarga vía catedu.es

En el siglo XVI, la poderosa Catherina de Médicis quiso estar a la misma altura que su marido, Enrique II de Orleans. Para ello, encargó unos zapatos con plataformas como los que había visto en Venecia, donde las prostitutas y los aristócratas más presumidos calzaban los denominados chopines*.

En Venecia, las mujeres que los llevaban necesitaban la ayuda de dos sirvientes para subir o bajar de las góndolas.

Chopines de alrededor de 1.600, Venecia. Vía collections.vam.ac.uk
Chopines manchúes. Vía es.paperblog.com

Los característicos zapatos con tacones rojos de Luis XIV abren el siguiente capítulo. A partir del reinado del rey Sol en el siglo XVII, los tacones se extendieron en la corte de Versalles y pasaron a convertirse en un signo de distinción que sólo podían lucir los miembros de la más alta clase social.

Pero la Revolución Francesa acabó cortando las cabezas de los nobles y también sus tacones, por lo que siguió un largo periodo en el que sólo se caminaba sobre suelas planas.

Luis XIV sentado. Obra de Nicolas de Largillière. Vía Wikipedia.org
Zapatos de 1690-1710. Vía collection.shelburnemuseum.org

Los suplementos de madera, muchos de ellos soportados por un aro metálico en la parte inferior, y con ataduras de cuero, cordones o tejidos para fijarlos al calzado, evitaban que los viandantes ensuciaran los bajos de sus ropas y protegían sus zapatos.

Suplementos de 1720-1730. Vía gerdanka.ru
Calzado japonés del periodo Edo (1603-1867). Vía gerdanka.ru

Ya en el siglo XIX el tacón resurgió como símbolo erótico a los pies de las prostitutas. Pero las mujeres ‘formales’ no se quedaron atrás, y cada vez más se apuntaron al calzado entaconado que alzaba sus talones. La primera fábrica de tacones en serie se puso en marcha en 1888 en Massachusetts.

Zapato de 1889. Northampton Museum & Art Gallery
Botas de 1900. Northampton Museum & Art Gallery

En 1952 se inventó el tacón de aguja inspirado en los rascacielos, con una estructura interna y punta de metal para soportar el peso del cuerpo en una superficie de un centímetro cuadrado.

No está claro si su creador fue Salvatore Ferragamo, en Italia, o Roger Vivier, quien elevó el New Look de Christian Dior en París. Dior se convirtió por ello en el primer rey de los stilettos*.

Ferragamo diseñó decenas de zapatos para Marilyn Monroe en la década de 1950. Foto de Allan Grant (1952)
Sandalias firmadas por Vivier que lució la reina Isabel II en su coronación en 1953. Vía rogervivier.com

Los tacones de aguja fueron prohibidos en los aeropuertos porque agujereaban los suelos, y también fueron censurados en puertos, edificios públicos y en museos al ser considerados agresivos, provocadores y propios de las ‘malas gentes’.

Hoy en día los tacones altos toman todo tipo de formas, algunas piezas hasta llegan a considerarse joyas, y alzan a mujeres de todo el mundo estilizando sus figuras y haciéndolas aún más femeninas.

Ilustración de Michelle Ricks. Vía everandwright.com

Glosas

      • Kothorni: Calzado con elevaciones muy altas de corcho o madera que utilizaban los actores de teatro y también las prostitutas en las antiguas Gracia y Roma.
      • Chopines: Calzado popular entre las mujeres de Italia, España y Francia en los siglos XV a XVII con altos pedestales de piel o madera de hasta 50 centímetros de altura.
      • Stiletto: Término italiano que significa un tipo de daga o cuchillo, con el que se bautizó al zapato con tacón de aguja surgido en la década de 1950 por la forma puntiaguda de los tacones, que miden al menos 8 centímetros de alto.
Anuncios

3 comentarios en “Una larga historia bajo tus talones

    1. Con motivo de tu consulta he averiguado que en el antiguo Egipto los tacones eran utilizados por torturadores para caminar sobre sus víctimas, pero lo cierto es que no he encontrado referencias sobre que las castigadas fueran exclusivamente mujeres. Espero que no sea cierto! Si confirmas el dato agradecería que lo compartieras con nosotros. Gracias!

  1. fantástico reportaje sobre la historia del tacón! había leído recientemente sobre la historia de los salones de Marilyn, nº 37 y con 11 cms de tacón, un mito. gracias por el trabajo, es genial. abrazos!

Dinos lo que opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s